Está listo para la recuperación, pero ¿cómo va a alcanzarla?

Todos queremos que las cosas vuelvan a la normalidad. O a la “nueva normalidad”. O a cualquier punto que nos permita volver a centrarnos en hacer negocios y olvidar que la vida no siempre es un caos.

Pero para encontrar este camino hacia la recuperación, hay que saber desde donde se parte. Eso requiere tener una imagen precisa de ciertas cosas, como los gastos, los presupuestos y las facturas, además de todos esos otros indicadores de cómo están las arcas. Quizá ya tenga una buena idea de estos fundamentos financieros; o quizá no del todo.

Sea como fuere, si los datos de los que depende no son precisos e instantáneos, en otras palabras, digitales, no van a ayudarle mucho. Y esto nos lleva a la siguiente pregunta:

 

¿Hasta qué punto es ágil su información?

Cuando se les preguntó en un estudio reciente, el 93 % de los líderes de todo el mundo de finanzas, TI, operaciones y estrategia coincidieron en que: mantener la agilidad organizativa es la única forma de navegar en tiempos de incertidumbre.

Hay que saber esquivar los golpes, por así decirlo. Y si no dispone de información en tiempo real sobre sus gastos que le muestre dónde está cuando le lleguen dichos golpes, no aguantará en pie durante mucho tiempo.

Pero, ¿por dónde empezar? ¿Cómo puede empezar a recopilar los datos que le den una base y una posición flexibles? ¿Qué necesita para reducir la falta de información que aumenta sus costes y reduce el cumplimiento?

El 90 % de esos mismos directivos globales afirman que una solución de gestión escalable y automatizada de T&E es clave para controlar la política y el protocolo en todo negocio.

 

Los unos, los ceros y otros números.

La gestión de viajes y gastos no consiste simplemente en trasladar a personas de aquí para allá por cuestiones de negocios, sino que se trata de trasladar datos de forma eficiente de un sitio a otro para gestionar un negocio y poder lograr más clientes de forma eficaz. Es todo una cuestión de números: cuando se tiene una imagen precisa de los gastos (las transacciones de gastos, las facturas, las reservas de viaje) también se tiene una imagen precisa del presupuesto.

Y no importa lo brillante que sea su equipo financiero, no podrán tomar decisiones inteligentes (y menos aún decisiones rápidas) si no saben cuánto dinero tiene o tendrá la empresa en el próximo mes.

De nuevo, estos números deben ser accesibles y, a ser posible, estar disponibles de forma inmediata. Y, una vez más, eso significa pasarse al mundo digital.

 

Probablemente ya hayan empezado su transformación digital. Pero aún no la han completado.

El camino hacia la recuperación, ya sea en un mundo después de la pandemia o cualquier otro mundo, requiere acceso automático, preciso e instantáneo a la información. Los directivos de este estudio coinciden en eso, pero la estadística problemática es que menos de la mitad de ellos se sienten “muy preparados” para mejorar el análisis de datos o aumentar la automatización.

Por lo tanto, si su empresa todavía no es 100 % digital, no son los únicos.

Sin embargo, las soluciones de gestión de viajes, gastos y facturas son una forma relativamente sencilla de controlar un proceso complejo. Al utilizar la tecnología y los análisis inteligentes para automatizar (o automatizar aún más) lo que su empresa está haciendo actualmente, se aporta una mayor precisión y un mayor control a los gastos y, por lo tanto, se logran mayores ahorros.

Y eso puede traer una calma considerable durante el proceso de recuperación.