¿Pueden los viajes corporativos retomar su impulso sostenible?

A medida que los viajes corporativos se retoman después del Covid-19, la sostenibilidad está en el punto de mira una vez más. Pero, con empresas con pocos recursos y presupuestos muy justos, ¿pueden los responsables de la toma de decisiones identificar los obstaculos y priorizar las mejoras?

La mayoría de los responsables de la toma de decisiones en materia de viajes corporativos reconocen ahora que sus programas están volviendo a los niveles previos a la pandemia. Los viajes nacionales, en particular, se están recuperando en más de 8 de cada 10 encuestados (83 %). El hecho de que su recuperación esté muy por delante de los viajes de empresas internacionales (63 %) no es sorprendente, teniendo en cuenta de los requisitos y restricciones adicionales relacionados con la COVID-19 asociados a la circulación entre fronteras.

Las previsiones de la Global Business Travel Association (GBTA) a finales del año pasado también pronosticaron un aumento de la actividad en 2022 con una recuperación completa para 2024. Las expectativas de la industria eran realistas, pero positivas, según Suzanne Neufang, CEO de la GBTA:

El sector de los viajes de negocios reconoce que hay factores, relacionados con el COVID-19 y otros, que podrían afectar al camino que se avecina en los próximos años. Sin embargo, hay optimismo en general a medida que la industria, las empresas y los viajeros de todo el mundo se inclinan por la recuperación y el tan necesario retorno a los viajes de negocios”.

Sin embargo, los volúmenes sólo nos cuentan parte de la historia de los viajes.

Impulsar la agenda global

La sostenibilidad ya estaba firmemente en la lista de tareas pendientes para los viajes corporativos antes de que el mundo entrara en confinamiento. Dos años después —a medida que nos encaminamos hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenibile (ODS) de las Naciones Unidas en 2030, y luego los objetivos net-zero para 2050— se sitúa aún más alto.

El relativo éxito de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), que tuvo lugar en Glasgow a finales de 2021, solo ha servido para aumentar las apuestas en todo el mundo.

Por lo tanto, el gran problema para un mercado de viajes corporativos en auge no es solo si puede responder a esta agenda de sostenibilidad global, sino cómo impulsarla de forma positiva.

Presión para actuar ya

A primera vista, el contexto económico es desafiante. Los responsables de la toma de decisiones en los viajes corporativos parecen estar más presionados a raíz de la pandemia que antes. La mayoría está de acuerdo en que su presupuesto se ha visto afectado (64%) y que demostrar un retorno de la inversión (ROI) es ahora más importante que nunca (65%).

En lo que respecta a la sostenibilidad, la retroalimentación es un tanto desigual. Algo más de la mitad de los profesionales encuestados admitieron que, desde la pandemia, la sostenibilidad ha perdido importancia en los viajes corporativos (55 %). Sin embargo, sigue siendo fundamental, ya que casi todos (el 99 %) confirman que la sostenibilidad sigue siendo parte esencial de su política de viajes.

El business case es sólido, pero a veces está oculto a simple vista, sostiene Pierre-Emmanuel Tetaz, vicepresidente sénior y gerente general de EMEA de SAP Concur:

El vínculo entre las políticas sostenibles, la estabilidad corporativa y los ingresos puede no ser inmediatamente obvio; pero una vez que uno mira bajo la superficie, se hace más fácil de ver. Ser un negocio sostenible no solo es beneficioso para la marca del empleador, sino también para la salud general de la empresa, incluida la retención y el compromiso de los empleados”.

Entonces, ¿cuáles son los obstáculos para progresar y qué soluciones se necesitan?

Problemas de compromiso para las empresas

La relación a largo plazo de los viajes corporativos con la sostenibilidad se ve comprometida actualmente por cuestiones de compromiso.

Los viajes corporativos saben que deben cambiar. Más de 2 de cada 3 profesionales encuestados (69 %) afirmaron ser conscientes de la necesidad de mejorar la sostenibilidad.

El problema es cómo: casi la mitad están inseguros sobre qué hacer (44 %). Además, aunque muchos gerentes de viajes corporativos se sienten apasionados por tener un impacto positivo, a más de un tercio les sigue resultando difícil ponerlo en práctica (35 %). Necesitan apoyo.

Entonces, ¿qué les ayudará a cerrar esta brecha entre la intención y la práctica?

Cerrar la brecha de sostenibilidad

No hay falta de conciencia, en su mayor parte, sólo falta educación y liderazgo.

Más de 1 de cada 3 encuestados (35 %) consideró que su organización no estaba bien situada para formar a los empleados sobre el tema de los viajes corporativos sostenibles. Al clasificar los métodos exitosos para el compromiso de los empleados, los programas de formaciones y educativos (43 %) se quedan rezagados con respecto a las campañas de comunicación interna (62 %) y los mensajes regulares en un viaje (53 %).

No solo lo están desaprovechando los empleados individuales, sino las organizaciones en su conjunto, según Horst Bayer, fundador de TravelHorst- Sustainable Business Travel Consulting:

Es vital que los gerentes de sostenibilidad y los gerentes de viajes hablen el mismo idioma y cooperen. Por lo tanto, la formación para un programa de viajes corporativos sostenibles, como el ofrecido por el Consejo Mundial de Turismo Sostenible (GSTC) es muy importante”.

La falta de educación y la formación contribuye a una cultura empresarial en la que solo el 37 % de los empleados cree completamente en el verdadero impacto de los viajes de empresa sostenibles.

La motivación de los empleados es un desafío experimentado por muchas organizaciones y se considera una de las principales barreras para desarrollar programas de viajes corporativos más sostenibles en más de 4 de cada 10 (41 %). El otro punto débil común revelado por la investigación es la falta de liderazgo.

Falta de liderazgo

En lo que respecta al liderazgo, parece existir un claro desajuste entre la opinión generalizada de que los responsables de las iniciativas de sostenibilidad (66 %) deben ser los que impulsan la agenda, y la realidad de los recursos existentes y disponibles para ellos.

Solo el 36% de las organizaciones han creado un rol dedicado en el equipo de gestión, como el jefe de sostenibilidad ambiental, el gerente de sostenibilidad o el director de sostenibilidad, mientras que solo el 10% tiene todo un equipo dedicado a la causa.

La gestión comienza con los datos, pero luego se manifiesta de múltiples maneras y medios en toda la estructura y operaciones de la empresa, explica Pierre-Emmanuel Tetaz:

Los datos en sí mismos tienen poco valor; las empresas necesitan sólidas capacidades de gestión de datos para garantizar que tengan una visión precisa de la situación para poder realizar los ajustes necesarios a su política de viajes corporativos."

"Esto puede adoptar muchas formas: encontrar un patrocinador para una política de sostenibilidad; revisar la red de partners existente para identificar áreas de mejora y candidatos nuevos y más ecológicos; educación de los empleados en torno a las regulaciones gubernamentales; reducir el tiempo dedicado a viajes no esenciales; o simplemente adoptar herramientas para medir el impacto del programa de viajes corporativos".

En general, por lo tanto, unas estructuras de gestión inadecuadas y una asignación de recursos insuficiente envía señales erróneas, lo que sugiere que la sostenibilidad no se está tomando en serio en la organización. Por lo tanto, no es sorprendente que casi un tercio de los encuestados apunten a una falta de aceptación por parte del liderazgo como parte del problema (29 %).

Según los comentarios de la encuesta, es evidente que las empresas están perdiendo una oportunidad en este sentido, ya que los altos directivos están considerados como el segundo medio interno más importante para lograr un cambio de comportamiento en los viajes corporativos sostenibles (51 %). Otro método destacado fue la designación de embajadores de viajes sostenibles (36 %).

Transparencia, tecnología y herramientas

Mientras que algunas respuestas resaltan las oportunidades, otras señalan el riesgo; y la forma de mitigar el riesgo es mediante la generación de informes. Por lo tanto, uno de los grandes aspectos positivos de la investigación fue el aumento del número de organizaciones que reconocen que el uso de herramientas para evaluar la sostenibilidad de las opciones de viaje y alojamiento era vital para impulsar el cambio de comportamiento en su organización.

La proporción que favorece el uso de herramientas ha aumentado drásticamente desde la última encuesta de SAP Concur en 2020, que aumentó desde un 42 % hasta un 63 %, en 2022. Este enfoque ahora supera tanto las opciones de liderazgo —modelización de roles (51 %) y nombramientos de embajadores (36 %)— como los incentivos directos (44 %) y los desincentivos (26 %).

Por lo tanto, la falta de herramientas profesionales citada por más de un tercio de los encuestados (36 %) es tanto motivo de preocupación como un claro foco de acción correctora.

Las herramientas no solo están habilitando, sino empoderando, concluye Pierre-Emmanuel Tetaz:

"La implementación de mejores prácticas más ecológicas, como la evaluación de su huella de carbono, la adopción de redes de distribución locales y la selección de proveedores en función de sus credenciales sostenibles, son todos saltos en la dirección correcta. Proporcionar al personal las herramientas adecuadas para evaluar la sostenibilidad de una empresa hotelera, transportista o de restauración les ayudará a tomar decisiones mejores y más ecológicas”.

En cuanto a la implementación de una solución relativamente rápida, un punto de partida obvio sería abordar el hecho de que más de la mitad de las empresas encuestadas (54%) ni siquiera disponían de software de gestión de viajes y gastos. Casi 9 de cada 10 sin tal herramienta (86%) consideraría contar con una.

Junto con la educación y el liderazgo, la transparencia de los informes es el tercer punto de acción clave para la sostenibilidad, identificado en la investigación. Equipar al personal de viajes corporativos con las herramientas y habilidades para hacer el trabajo será un habilitador principal de una toma de decisiones más sostenible —es el motor que impulsará la agenda—. La visibilidad en términos del proceso respaldada en informes sólidos y creíbles sobre los resultados de la sostenibilidad. Esto, a su vez, informa sobre la toma de decisiones en curso y da forma a las decisiones estratégicas a largo plazo que salen de la C-Suite.

“Redefinir el éxito para incluir la sostenibilidad requiere medidas que capturen este elemento de rendimiento. Para que los líderes de negocio tomen las decisiones adecuadas y establezcan la estrategia para el éxito a largo plazo de una empresa, necesitan acceso a datos y métricas integrales que vayan más allá de las mediciones financieras. Esto permite una dirección y una generación de informes holísticos, con la visibilidad necesaria para mitigar el impacto ESG negativo y aumentar el impacto ESG positivo.“ (Fuente: Daniel Schmid)

Recorrido de sostenibilidad: inspire un cambio de paradigma | SAP News Center

Tags:

Expense