Veamos con qué se salieron con la suya: Un vistazo rápido a los gastos de 2022.

Su viaje a Cleveland fue de 460 kilómetros (286 millas) así que también podría redondearlo a 500. ¿Y la cena? Bueno, eso fue un poco más que sus dietas, pero no ha tenido cena de trabajo en dos años, así que ¿por qué no derrochar? Hablando de esto, tenía que comprar productos de limpieza para mantener al Covid fuera de su oficina en casa y, si una nueva lavadora y secadora se metían en el carrito cuando las estaba comprando, su empleador tiene que pagar, ¿verdad?  

Para que lo sepa, estimado lector, no estamos descubriendo nada nuevo.  

Las personas que gastan dinero en su organización lo hacen y lo gastan, en general, de la manera más sensata posible, pero a veces cometen errores. A veces se burlan un poco (ustedes saben quiénes son). A veces mienten demasiado. Por supuesto que usted sabe esto porque está a cargo de los gastos e incluso no sabe a dónde fue a parar el dinero.  

Por lo tanto, para una mejor visión de los gastos en 2022, debemos echar un vistazo a 2021.  

De hecho, junto con nuestro socio Oversight, hicimos eso por usted en un informe titulado Informe de perspectivas sobre los gastos 2021: Una mejor comprensión de 2021 para una mejor visión de 2022. En la primera sección del informe, verá que, aunque el gasto disminuyó en general en 2021 en comparación con 2020 (que contó con la ayuda de un auge del gasto del primer trimestre antes de la pandemia), las cosas comenzaron a repuntar del primer al cuarto trimestre. Eso se debe en gran parte al gasto en viajes y gastos (T&E). Consulte el informe para conocer todos los detalles.  

Son las secciones segunda y tercera del informe, infracciones y excepciones, las que realmente llaman su atención. Este año necesitará una imagen muy clara de dónde gastan sus empleados. O tal vez deberíamos decir: dónde gastan de forma excesiva.  

 

¿Es mucho 2,127%?  

Según el informe, en 2021 se produjeron más infracciones de gastos por dólar que el año anterior y, aunque un año no marca una tendencia, ciertamente no queremos que se convierta en una. Contribuyeron al aumento de las infracciones los gastos personales excesivos, que aumentaron casi un 22%, y los recibos faltantes excesivos, que se dispararon en casi un 60%. Pero, ¿el gran salto? Envíos de kilometrajes duplicados, donde los viajeros no solo le facturan una vez por un viaje que falsificaron por unos pocos kilómetros, sino que intentan facturarle dos veces.  

Esa pequeña categoría aumentó un 2,127% del tercer al cuarto trimestre, lo que es suficiente para llevarlo directamente a un desastre.  

El aumento de las excepciones también es algo de lo que hay que preocuparse al considerar el impacto de 2021 en las decisiones de 2022. Por ejemplo, las declaraciones juradas de recibos faltantes subieron un 306% a lo largo del año, lo que significa que los empleados no solo utilizan estas declaraciones juradas con demasiada frecuencia, sino que podrían intentar ocultarle cosas.  

Por lo tanto, si desea ver lo que compran y cuánto de su dinero gastan, por ejemplo, en los centros nocturnos (porque eso también ocurre), probablemente querrá echar un vistazo al informe. Es probable que también desee ver muy de cerca sus números específicos. Puede que no sea una mala idea auditar más de sus gastos el próximo año, que es algo más de lo que aprenderá en el informe.  

Capturar estas decisiones de gastos es fundamental. Cada momento puede ser una oportunidad para gastar de forma más inteligente y obtener más información, pero, si no se da cuenta, estos momentos se desperdician. Recuerde que si puede verlo todo es más difícil que los empleados se salgan con la suya.